Txuso

I do not own this picture
© Google Images & creators

Esta es la historia de Txuso, un chico que ha logrado salir del acoso escolar y todo un ejemplo de fortaleza:

“Mi experiencia con el bullying comenzó sobre los 12 años, pero antes de meterme en toda la historia voy a empezar desde que era pequeño, porque quizás tenga algo que ver, aunque yo creo que no.

Nací en Pamplona, pero con 15 días nos fuimos a vivir a un pueblo de Guadalajara a más o menos 40 minutos de Madrid. A los 3 años comienzo a ir a la escuela y hago a los que creó que son mis amigos, con los que estaba en todo momento en los recreos, en clase e incluso fuera de clase, pero llegó la hora de ir al instituto, momento en el que yo me voy a un colegio privado para hacer secundaria y bachillerato.

En esa misma situación me cambio de casa, siguiendo en el mismo pueblo pero a 30 minutos (andando) de donde viven ellos. A partir de este momento se rompe absolutamente toda relación que tenía con ellos y alguna vez que me he encontraba con ellos éramos como absolutos desconocidos. Si es verdad que con los años me reencuentre con una de ellas y hoy en día es mi mejor amiga.

En el colegio en el que estaba al principio parecía la cosa normal, pero cuando miras para atrás y te das cuenta que no salías al patio por no hacer determinadas cosas, que intentabas apuntarte a determinadas actividades para no tener ratos libres, etc., intentas buscar una explicación.

Al principio la relación con los compañeros era normal, como de un grupo que se acaba de conocer y donde prácticamente ninguno conoce a nadie. Pero cuando empezó a haber confianza entre nosotros yo ya empezaba a estar apartado, queriéndome determinadas personas sólo cuando les interesaba algo de mí.

Quizá era porque no me gustaba el fútbol, a lo mejor porque mi forma de pensar era muy diferente a la de los demás (para que me entendáis: estaba en un colegio de curas y soy ateo), o por sacar mejores notas que muchos compañeros, o por estar un poco gordito. No se, es algo que no he sabido nunca y que quizás nunca sepa, pero hoy en día es algo que no me preocupa.

En este curso llegue incluso a pasarme un mes sin ir a clase, porque no me apetecía ir, ver a determinados “compañeros” (por llamarlos de alguna forma), aguantar sus burlas, sus insultos…

La cosa se fue intensificando con el paso de los cursos, llegando de salir alguna vez al patio a no salir nada, prefiriendo pasar los tiempos de recreo encargándome de la papelería del colegio, en la biblioteca haciendo deberes y trabajos o escondido en alguna parte donde estuviese sólo (o como mucho con un compañero de clase).

Los insultos por parte de algunos compañeros pasaban a ser cada vez más fuertes y llegando incluso a producirse en Tuenti (hoy en día conservo algún mensaje privado que me mandaron).

En bachillerato la cosa se intensificó, tal vez por la entrada de chicas a mi clase (el colegio era de curas y sólo de chicos, las chicas entraban en bachillerato) y mi relación con ellas no era mala, todo lo contrario. Era como si me tuvieran envidia.

Pero había algo que me estaba atormentando y yo no era consciente de ello. Nunca he tenido ideas suicidas ni nada por el estilo, pero con le tiempo me di cuenta que hacía una cosa que para nada era saludable. Disfrutaba con el dolor y cuando estaba a solas me hacia heridas en los pies (concretamente en los lados de las uñas). Era un dolor que me aliviaba y me hacia estar a gusto por un momento. Pero esto llegó a un punto que se me fue de las manos y estas heridas se hicieron permanentes y he estado con una pequeña infección durante más de 4 años, infección que he mantenido en secreto y que hoy en día esta ya curada, pero que me obliga a tener mucho cuidado. Nunca más he vuelto a enseñar los pies, me da vergüenza y hoy en día, cuando intentó analizar cuando empezó todo y el motivo me doy cuenta que esta relacionado con todo lo que empezó en secundaria, con estos tratos que yo recibí.

Hoy en día todo esto está más que superado, pero cuesta hablar sobre ello. La cosa curiosa es que alguna vez que me he encontrado con estas “personas” y parece que ahora sienten vergüenza, ellos agachan la cabeza y yo la mantengo bien en alto porque no tengo ningún motivo para agacharla.

¿El como salí de toda esta situación? Si os digo la verdad no lo se, creo que él haber cortado relación con todos mis “compañeros” de secundaria y bachillerato, y hablar una vez cada año o menos con alguno de los que estuvo ahí ha sido lo mejor.

Eso y el ser consciente de lo que pasa. En mi caso, unos 6 meses después de que terminara bachillerato y dejase de ver a todas estas personas, momento en el que Demi Lovato contó el porque de su rehabilitación.

Hoy en día mi actitud es completamente diferente al chico sumiso, callado y vergonzoso que podía ser antes. Ahora soy alguien a quién le da igual lo que piense los demás de mi, que si le apetece hacer le tonto lo hace dándome igual quien esté delante, e, incluso, la gente me dice que porque no me dedico a ser relaciones públicas, que se me da muy bien el trato con la gente.

Pero sigo teniendo un problema que me va a afectar de por vida: en cuanto alguien me da algo de confianza me entrego al 100% con esa persona y me ilusiono rápidamente con que es un/a buen/a amigo/a y en cuanto me fallan me da un bajón increíble, dejando de comer durante días y estando en un estado de depresión. Quizá busco ahora esa amistad verdadera que me faltó cuando la necesitaba.

A pesar de todo esto, hoy en día intentó ayudar a todo el que pueda porque se lo que es pasarlo mal.

Espero que mi experiencia pueda ayudar a alguien. Se que no he dado muchos detalles de algunas cosas, pero lo he pasado realmente mal escribiendo esto. Revivir determinadas cosas, por superadas que estén, no es fácil, y menos cuando estas pasando por un momento de bajón. Además si ya ha sido un poco largo imaginaos si entró en muchos más detalles.

Si el blog me deja espero poder hacer otro artículo de la primera vez que hablé del bullying y como transmití todos estos sentimientos a una clase entera, haciendo que salieran muchos casos y que lloraran prácticamente todos.

Un saludo y muchas gracias al blog por dejarme contar mi experiencia y a ti por leer mi historia.”

– Txuso (@TxusoOnline)

Visita su canal de YouTube: http://www.youtube.com/user/TxusoOnline y su blog http://txusoredblackout.wordpress.com

Lee la entrevista que hizo para el blog aquí.

 

Un pensamiento en “Txuso

  1. Pingback: Entrevista a Txuso, una víctima de bullying | Rise From The Ground | Stop Bullying

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s