Sextorsión

Es una forma de explotación sexual en la cual se chantajea a una persona por medio de una imagen en la que sale desnuda que ha compartido a través de Internet mediante sexting o que el acosador haya robado. La víctima es posteriormente coaccionada para tener relaciones sexuales con el/la chantajista, para producir pornografía u otras acciones. Se diferencia del sexting porque en este caso se utiliza el chantaje para conseguir los objetivos del acosador, mientras que en el sexting solo se humilla a la víctima.

Está muy relacionado con el grooming, y suelen cometerlo ex-novios, enemigos personales o chantajistas profesionales. ¿Quién tiene más riesgo de sufrir sextorsión? Los adolescentes, por varias razones:

  • Son más dados a producir y difundir imágenes autopornográficas (sexting) que les pueden poner en peligro.
  • Son menos conscientes de los riesgos, valoran los peligros con dificultad.
  • En ocasiones no valoran adecuadamente su intimidad, sobre todo online.
  • Pueden pecar más fácilmente de ingenuidad y exceso de confianza.
  • Son objetivos apetecibles para abusadores sexuales.
  • Tienen menos recursos y experiencia para defenderse de una intimidación.
  • Pueden sentir vergüenza o culpabilidad que les impida pedir ayuda.
  • Acostumbrar a ser trasgresores y muestran con frecuencia cierto exhibicionismo online, que consideran un simple juego. (Fuente)

Para sus víctimas, suele ser muy dificil deshacerse de este tipo de problemas pues no pueden simplemente ignorarlo o bloquearlo de su red social. Son conscientes y muchos de ellos tienen pruebas de que esa persona que los está chantajeando tiene en su poder una foto comprometida que no quieren que salga a la luz, y si no hacen lo que les piden, publicarán ese contenido; por lo tanto, la carga psicológica es aún mayor que la que puede tener un ciberacoso. Además, si la víctima se niega a hacer lo que el chantajista le pide y éste publica la foto o el video, se deriva rápidamente al cyberbullying. Un caso conocido sobre esto es el de Amanda Todd, que podéis encontrar en el apartado ‘Historias Reales’, ‘Personas Como Tú’.

La mejor manera de prevenir la sextorsión es no generar imágenes que se puedan usar para chantajearnos ni por supuesto enviarlas (sexting) y tener mucho cuidado con la webcam. Si somos víctimas de este tipo de acoso, no debemos ceder a chantaje: es MUY importante pedir ayuda. No hay que avergonzarse, lo importante es solucionar este problema, que no solo es un problema sino también un delito.

2 pensamientos en “Sextorsión

  1. Pingback: Día Internacional de la Internet Segura – Consejos para padres e hijos | Rise From The Ground | Stop Bullying

  2. Pingback: Día de la Internet segura 2015 | Rise From The Ground | Stop Bullying

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s