S

© Katy Perry and her team

Esta es la historia de S, que ha decidido permanener en el anonimato, compartiendo su experiencia de bullying:

“Bueno, mi historia va algo así, tenía sobre 12 años y estaba por comenzar la escuela secundaria, la verdad me entusiasmaba porque la mayoría de mi ex-compañeros y amigos (o a los que creí que lo eran…) estarían conmigo en el mismo instituto.

El primer día me tomó por sorpresa, estaban en el mismo salón tres compañeros que habían tomado un curso anterior conmigo, eso me puso feliz, pero claro, eso duro muy poco. A los días parecían indiferentes, no me hablaban, yo los buscaba y trataba de comenzar la plática pero parecía como si yo fuese invisible, fue una sensación muy fea, encima que vas comenzando con esos cambios internos como persona,… fue difícil. El primer año fue muy duro, no tenía amigos puesto que el resto del salón eran nuevas caras  para mí, me daba miedo acercarme y que me rechazarán, pensaba “si los que solían ser mis amigos pasan de mí…. ¿qué puedo esperar de los demás?”. En el receso era súper traumante, todos tenían su grupo de amigos y yo… en un rincón contando las horas para marchar a casa… En una ocasión una chica de mi grupo comenzó a hostigarme, a decirme cosas que en ese entonces me dolieron, debo reconocer que sentí horrible por las cosas que me gritó, encima que varios del salón escucharon, yo en sí no quería problemas, aparte de que no sé por qué se metía conmigo, no le había hecho absolutamente NADA, yo me fui a sentar a una banca del patio y me siguió y me comenzó a golpear, bueno, eran unas patadas en mis piernas y me comenzaba a retar, yo sólo me reí un poco sarcástico y le dije que no le seguiría el juego, en eso salió una profesora de la oficina de dirección y la chica se alejó pero amenazó con regresar a la hora de la salida, (como dije, ella estaba conmigo en el salón..así que..) Cuando fue la hora de salida, mi hermana me espero así que me libre, aunque ya no fueron agresiones físicas, los insultos si continuaron…y bueno, si viví con un poco de miedo de que algún día en la salida me fuera hacer algo…

No sé cómo, pero logré terminar ese curso, pase a segundo año y seguía siendo la misma historia pero ahora era más deprimente, tuve la “suerte” de tocar en el grupo más lioso de toda la escuela. En serio, pareciera mentira si contará todo lo que hacían entre ellos, esa fue otra de las razones por las que seguía en mi mundo, era la rara del salón, sin amigos. Mis inseguridades comenzaron a crecer cada vez más y más; no era el sentirse mal por no ser invitada a una fiesta, era ese sentimiento de “no pertenezco aquí”,  a la hora de formar grupos era horrible, así que terminaba siendo yo y yo. Creo que todas esas experiencias bien o mal, me han hecho a ser como soy ahora,… lo que me parece sorprendente es que las chicas eran más crueles que los chicos, si acaso había sólo un tonto que me molestaba, pero de ahí en fuera, los chicos no se metían conmigo… En la hora del receso podía ver como me señalaban… y aunque no escuchara lo que decían sabía que hablaban de mí y como he dicho, en ese entonces si me afectaba y mucho.

Pase al último grado, y como arte de magia una chica me preguntó mi nombre y dijo que no me había visto antes, comenzamos a platicar y fue muy amable, seguramente ella aún ni se imagina por todo lo que pase, jejeje. Nos hicimos amigas, nos contábamos todo, por fin tenía una amiga en clase, ella me fue abriendo a su grupo de amigos y me sentía cómoda y protegida, creo que esa fue mi mejor época pero lamentablemente teníamos que graduarnos para ingresar al bachillerato, ella fue a uno totalmente diferente al que yo, así que nos separamos, nuestra amistad duro lo que un curso… Fue muy triste, tenía que volver a empezar de cero, en ese entonces casi nadie usaba ordenadores o móviles por lo que perdí contacto con ella, fueron días difíciles, ingresé al bachillerato y volví a ser esa chica insegura, sin amigos, rara, antipática, etc…  Pase por una gran depresión pues había vuelto a donde mismo y bueno, desde los 12 años la música se convirtió en mi refugio, después en casa tuvimos un ordenador así que también ahí comencé a refugiarme, no sé cuándo ni cómo, pero comencé a autolesionarme (2005 aprox), creo que sólo las personas que pasamos por esto sabemos entenderlo, fueron años difíciles, todo el bachillerato fui distraída, descuide los estudios, me puse pircing e hice cosas que tal vez nunca debí, pero en esa época de “rebeldía” (por así llamarlo) interactúe con más personas, aunque al final del día siempre terminaba en mi habitación, con las luces apagadas, la música a todo volumen y unos cuantos lloriqueos frente al espejo, me culpaba de muchas cosas… Durante esa época donde comencé a interactuar más, creí haber hecho una amiga, le conté lo que hacía…y bueno, a los días ya medio salón lo sabía, y hacían comentarios ofensivos, así que eso fue un golpe duro y me hice más reservada y callada, ¡más que antes! En el último curso nos cambiaron de grupo (no sé porque la vida se empeña de darme buenos momentos en corto plazo..) y ahí me lo pase mejor, nadie me juzgaba ni nada, y aunque no era una chica popular, al menos no había insultos ni nada por el estilo, al contrario, parecían gente civilizada y fue una época…buena.

Poco antes de salir de bachillerato volví a toparme con aquella amiga de la escuela secundaria, y hasta el día de hoy seguimos en contacto y puedo decir que es mi mejor amiga, aunque claro, hay cosas que por vergüenza no me atrevo a contar (algo tonto?, pero bah)

Actualmente ya voy a mitad de mi carrera universitaria y aunque he intentado cambiar un poco mi forma de ser, sigo siendo aquella chica insegura, que está acostumbrada a la soledad y rechazos, siempre maquillando sus malos ratos con bromas, chistes o una sonrisa que muchas personas se tragan fácilmente, y aunque mi última recaída de autolesión fue en este año… pienso dejarlo por completo aunque sabemos que es un proceso un poco difícil; Jeje. De igual forma hay días donde siento mucha ansiedad, ganas de correr, gritar o no sé,  pero espero pronto poder estar bien al 100%, sé que he mejorado mucho a como era antes, pero aún falta mucho camino por recorrer. Lo único que se me ocurre, es que, si hay alguien que este pasando por algún tipo de acoso, no se quede callado, ya que no tenemos la culpa de lo que pasa, es mejor buscar ayuda, nuestra familia son nuestros principales amigos, digo esto porque nadie de mi familia sabe con lo que he tenido que lidiar todo este tiempo. . . , y bueno es un poco difícil, que la gente lo entienda, el rechazo que has podido tener, los insultos o golpes que he tenido que soportar  y más ahora que aparentemente “tengo amigos”, jeje pero bueno… sólo puedo decir que hay que mantenernos fuertes.”

– S

Un pensamiento en “S

  1. hola S: fue muy motivadora tu historia y por un lado feliz. Creo que la vida es un laberintos de descuidos y cosas que no sabemos que va a pasar, me dolio mucho lo que ponias. Lo mejor creo que era contarle a tu familia, lo bueno es que hiciste uno o dos amigos eso es bueno. lee esto “ES MEJOR ESTAR SOLO QUE MAL ACOMPAÑADO” se que duro pero es lo mejor. Espero que afrontes todo lo que as pasado y seas mejor persona.. bs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s