Grooming

El fenómeno que se conoce como grooming podría traducirse al acoso sexual, aquel en el que un adulto “engatusa” a un menor fingiendo empatía, cariño y confianza con el fin de obtener satisfacción sexual, ya sea con fotos eróticas o pornografía de los mismos o realizando actos sexuales. Está relacionado con la pederastia y la pornografía infantil, y en la mayoría de los casos se puede llegar al abuso sexual.

Se diferencia del cyberbullying (ciberacoso) en que en este los acosadores, por lo general, suelen tener más o menos la misma edad que la víctima, mientras que en el grooming, el acosador es un adulto y existe una intención sexual.

Existen tres grupos de acosadores:

  • Acosadores directos: aquellos que frecuentan foros, chats, redes sociales o páginas con el objetivo de identificar menores. Una vez identificados realizan de forma casi directa propuestas de tipo sexual, o solicitan al menor el envío de imágenes íntimas. Con frecuencia presionan para conseguir que dicho/a menor conecte su WEB CAM, o cámara web, con la intención de conseguir las primeras imágenes. No es raro que estos acosadores sean acosadores del entorno, es decir, acosen también a chicas o chicos que no sean menores de edad, e incluso a adultos.
  • Acosadores oportunistas: aquellos individuos que encuentran en Internet imágenes íntimas de menores, no necesariamente pornográficas, y las convierten en objeto de su acoso. Es una de las posibles consecuencias del llamado “sexting”, o tendencia de algunos menores a realizarse fotografías íntimas y colgarlas en determinados lugares en Internet, bien sean públicos o supuestamente privados. La base de este acoso es el chantaje directo sobre el/la menor, amenazándole con difundir a nivel global las fotos o vídeos que ha encontrado, o incluso enviarlos directamente a los conocidos, familiares, etc, del/la menor.
  • Acosadores específicos: se trata de pedófilos con un objetivo muy claro: obtener del menor imágenes pornográficas y, si las distancias lo permiten, establecer contacto sexual con el menor. Normalmente se trata de individuos que dedican tiempo al acercamiento, que pretenden ganarse primero la confianza del/la menor y que intentan pasar desapercibidos. Son los más difíciles de identificar y los que más información e imágenes suelen obtener.

En los tres casos el chantaje es la principal arma con la que cuenta el acosador. En el momento en que disponga de imágenes lo suficientemente comprometidas, presionará y amenazará con su difusión con el objetivo de conseguir cada vez más, y llegar incluso a concertar el primer encuentro.

Estos acosadores eligen a sus víctimas dependiendo del tipo de fotografías que suban a internet, por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de poner fotos personales en nuestras redes sociales porque, aunque supuestamente sea privada, una vez enviada la fotografía a algun telefono móvil o subida a alguna red social, se pierde para siempre el control de la misma.

En cuanto a los acosadores específicos, se distinguen cuatro fases de actuación:

  1. Fase de enganche: Hará poco a poco preguntas con el objetivo de conocer la edad y localización. Después intentará determinar sus gustos e inquietudes, con el objeto de adaptarse a ellos y compartir los mismos gustos. El objetivo es identificar y después generar identificación. Ganar confianza. Seguramente no presionará con preguntas que puedan asustar o despertar la alerta del menor, sino que irá poco a poco, facilitando también él mismo información (falsa, por supuesto).
  2. Fase de fidelización: Al llegar a esta fase este individuo ya se ha mostrado como alguien amable y con quien se puede charlar, con algunos gustos (los más importantes) similares al interlocutor, con algún año más, accesible e interesante… Ya se ha descrito físicamente, etc. Su objetivo ahora es fidelizar y asegurarse de que querremos seguir hablando con él. Para ello establecerá conversaciones sobre temas de interés y de ocio: deportes, música, videojuegos… Después intentará obtener información sobre la situación familiar: cómo es el núcleo familiar, si los padres están separados o divorciados, que tal son las relaciones con los miembros de la familia… El objetivo es convertirse en nuestro “confidente”.
  3. Fase de seducción: A partir de este momento intentará utilizar toda información que ha conseguido y toda la confianza que ha establecido para intentar seducir. Manipulará y condicionará hasta donde pueda. Intentará entonces llevar la iniciativa en el terreno personal, aparecerá el sexo en las conversaciones y también el tema de las fotos o la WebCam. Es posible que envíe fotografías de otros menores para hacerse pasar por uno de ellos. Pedirá entonces que nosotros hagamos lo mismo. Intentará conquistar, halagar y generar un sentimiento de deuda. Que lleguemos a sentirnos mal si no le hacemos el suficiente caso.
  4. Fase de acoso: Llegados a este punto ya tiene una idea muy aproximada de lo que puede obtener. Tiene mucha información, conoce los gustos e inquietudes, conoce la situación familiar, tiene fotos, etc. El objetivo es ya culminar el proceso con el establecimiento de una relación sexual, aunque en un principio pueda ser sólo virtual. En esta fase seguramente se quitará la “máscara” y se mostrará cómo es. Chantajeará, amenazará y manipulará nuestros conceptos.

Utilizará frases del tipo:

  1. Tu eres muy inteligente. Sé que a ti no podría engañarte porque te darías cuenta…
  2. Nunca haré nada que tú no quieras hacer…
  3. Lo dejaremos cuando tu digas
  4. Tú decides hasta donde podemos llegar…

Otros mensajes o frases van dirigidos a justificar la situación desde un punto de vista social:

  1. Muchas personas de tu edad lo hacen pero no lo dicen por miedo a sus padres…
  2. En otras culturas las relaciones entre menores y niños son algo normal…
  3. En otras épocas, como en la Grecia Clásica, estas relaciones eran normales…

© (Fuente de información)

2 pensamientos en “Grooming

  1. Pingback: Día Internacional de la Internet Segura – Consejos para padres e hijos | Rise From The Ground | Stop Bullying

  2. Pingback: ¡Alerta Apps! Conoce los peligros de las apps del momento entre jóvenes | Rise From The Ground | Stop Bullying

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s