Belén

© Tumblr

Esta es la historia de Belén, que ha decidido compartir la experiencia que tuvo hace algunos años atrás:

“Han pasado más o menos 5 años desde que todo esto paso pero quiero contar mi historia para que la gente sepa lo mal que puede dejar a una persona y que otras sepan que se puede parar todo esto y seguir adelante.

Iba apenas en 6to básico, duró aproximadamente hasta primero medio. Era nueva en ese colegio, tenía muchas ganas de comenzar el año escolar porque siempre pensé que era una manera de comenzar bien; entre a la sala y estaban todos mis compañeros, los profesores nos hicieron presentarnos a todos los nuevos, yo me presente muy educadamente (mis padres siempre me han enseñado que tengo que ser muy educada, toda una señorita) al parecer a mis compañeros les molesto mi forma de hablar o de expresarme que me pusieron al tiro un apodo “cuica”. Un día, un profesor hizo una pregunta en clase. Nadie sabía cómo responderla, yo levante la mano porque sabía la respuesta (siempre fui así y siempre lo seré, me gusta ser inteligente) creo que fue en ese momento cuando se desato todo…

Habían días en los que realmente quería desaparecer, no podía aguantar más que me dijeron cuica, o negra, chica, y la peor… GORDA. Me tiraban papeles entre todo el curso solo a mí puesto y mi única amiga, bueno yo creía que era mi amiga, solo se paraba para que no le llegaran los papeles.

Una vez no me aguante y salí corriendo de la sala, quería llorar sin que nadie me viera pero los baños estaban cerradas con llave asi que me fui a esconder debajo de una escalera. Lloraba y lloraba, y entonces se acercó una profesora de Ed. Física y me dijo que todo era por mi culpa, porque yo no sabía cómo integrarme en mi curso.

En séptimo año, todo empeoró. Habían llegado al curso alumnos más grandes porque habían reprobado, y mis compañeros se creían más grandes, más fuertes… Aún recuerdo una vez, el típico niño bonito de la sala, yo lo encontraba encantador pero él me molestaba mucho una vez me tiro un yogurt a la cabeza y con un dulce me enredó mi pelo. Enojada, yo le rasguñé la cara y se pararon todas las chicas de mi curso para defenderlo y me amenazaron. Todas eran muy altas, o yo era muy chica de porte, pero las veía gigantes y comenzaron a golpearme. Yo les prometí que si me dejan tranquila nunca más me volvería a defender de ellos.

Iba en octavo básico y mis papás no me quería cambiar de colegio. Yo estaba mal no aguantaba todo eso, decidí que si al año siguiente eso no cambiaba, lo cambiaria yo… no quería seguir viviendo, no así, no le encontraba sentido a todo eso.

Al año siguiente, muchos de mis compañeros se habían ido del colegio o había repetido, pero de todas maneras quedaban algunos. Asustada entro a la sala, y ahí estaba una niña que en ese momento no sabía que tan importante sería para mí… Nos hicimos amigas, ella era muy simpática y sabia defenderse, me defendía a mí. Aunque ella no sabía muy bien por qué jaja

Mis compañeros la encontraban muy bonita entonces para conquistarla a ella creo que me dejaron de molestar a mí.

Con la Javiera pasamos toda la secundaria juntas. Fue y sigue siendo la mejor amiga que he tenido en toda mi vida, nuestra amistad se fortaleció mucho más cuando me tocó a mi ahora estar ahí para ella, paso momento muy malos (personales) decidimos estar juntas siempre.

El último año, cuarto medio, estábamos en un curso completamente nuevo ya no quedaba prácticamente nadie de aquellos días, era el mejor curso… unidos como toda una familia.

Ahora estoy aquí, primer año de universidad, me costó demasiado adaptarme a mi curso, de nuevo jajaja. Pero lo hice y me siento muy cómoda con ellos, no es lo mismo un curso universitario que un curso de básica…

Aunque a veces cuando alguien me dice que soy nerd o algo así, se me vienen todos esos recuerdos, o cuando discuto con alguien, cuando me siento sola, etc. En realidad uno nunca supera algo así, por lo menos yo, pero ahora sé que todo estará bien, que todo depende de mí, y que haga lo que haga, digan lo que digan, todo pasara en algún momento porque todo es temporal y nada es para siempre

Lo único bueno de estar tan mal es luego sentirse que uno se ha sanado, es como volver a nacer… No lo olviden todo depende de uno, es cosa de fuerza mental, y saber que puedes parar todo y dejar las a un lado. Sobre todo si llega a tu vida una amiga tan especial como me pasó a mí.

Sean fuertes!!!! Porque siempre, siempreeee hay una salida, yo estoy aquí, feliz tratando de ganarle a cada obstáculo.

PSD: el suicidio no es una solución, puede empeorar mucho más las cosas. Se los digo por experiencia. Y otra cosa, gracias esas personas que me hicieron mierda en mi infancia, ahora soy fuerte, inteligente, buena personaaaaaa! y se el verdadero significado de la amistad.

STAY STRONG <3″

– Belén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s