Amanda Todd

© Amanda Todd and family

Amanda Todd fue una jóven canadiense nacida el 27 de noviembre de 1996. Era una simple estudiante de instituto pero su caso se hizo conocido a causa de que publicó un video en YouTube, que tuvo un gran impacto, contando su historia un mes antes de suicidarse el 10 de octubre de 2012.

Amanda cuenta que todo comenzó en 1º de la ESO, cuando entró en una red social de moda para conocer a gente nueva. Todo iba muy bien hasta que uno de sus nuevos amigos le pidió que le enviara una foto suya sin camiseta, y Amanda cometió el error de hacer lo que le pedia. Unos meses más tarde, este chico encontró el Facebook de Amanda y le envió un mensaje, amenazandola de que si no se desnudaba para él en un videochat enviaría la foto a toda su lista de contactos. Amanda se negó y poco después la foto había sido enviada. Amanda comenzó a tener ataques de ansiedad y pánico, además de depresión, y ya no solo tenía que preocuparse de lo que la gente pusiera en internet sino también de las burlas de sus compañeros de clase, que habían perdido todo el respeto que tenían por ella. Se refugió en las drogas y el acohol para lidiar con la ansiedad, hasta que se cambió de instituto. Allí empezó de nuevo y se enamoró de un chico. Este la engañó porque lo único que quería era tener relaciones sexuales con ella, y tras conseguir su objetivo, la abandonó. Unos días más tarde, la novia de este chico y algunas de sus amigas la esperaron en la salida del instituto, cuando estuvieran todos los alumnos presentes, para humillarla delante de todos los alumnos. Todos los testigos se burlaban de ella y animaban a la chica a pegar a Amanda, y eso hicieron mientras los demás disfrutaban del espectáculo y grababan con sus moviles. Presa del pánico, su padre la encontró cuando ya todos se habían ido y la llevó al hospital.

© Amanda Todd and family

Al regresar a casa se encontró con cientos de comentarios del tipo “se lo merecía”, “ojalá esté muerta”… en su muro de Facebook. Volvieron a cambiarla de instituto, pero los comentarios no paraban y Amanda cada vez se sentía peor. No sabía que hacer y la única solución que vio fue quitarse la vida.

Una historia que ha conmovido al mundo entero y que ha servido para concienciar a algunos países sobre el bullying y cyberbullying, y a los jovenes sobre el peligro de internet. La madre de Amanda ha creado la fundación Amanda Todd Trust para sensibilizar y ayudar a los jovenes además de donar dinero para los programas de prevención de acoso.

Las estadisticas confirman que 1 de cada 6 jóvenes que sufren acoso escolar acaban suicidandose por no ser capaz de lidiar con todo ese odio y todo ese dolor que sufren, y los que no admiten haberselo planteado alguna vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s