La moda (viral) de tomarse las medidas

Artículo resumido de Laura Maestro para Glamour: Fotografías como éstas han invadido la red en cuestión de días. Es la última tendencia enfermiza que lleva a los jóvenes a probar su delgadez más allá de su salud. #BellyButtonChallenge y #CollarboneChallenge son sólo el último juego peligroso que llega a la red, pero a lo largo de la historia, la mujer siempre ha tenido referentes tóxicos para medir su figura. Así es como NO debemos medirnos.

Belly button challenge

Nació en China y adolescentes de medio mundo lo han importado directamente a su Instagram. Compartiendo el hashtag, sólo veremos a gente que sí lo ha conseguido; los “fracasos” rara vez se registran. El reto del ombligo consiste en lograr tocar esta parte de nuestra anatomía con el dedo índice, rodeando para ello nuestra espalda con el brazo. La proeza, lejos de dar muestras de la delgadez, le muestra a uno cuán flexible es. Rastreando, es posible encontrar cuerpos DadBod que logran realizarlo. ¿Conclusión? Totalmente incongruente.

Collarbone Challenge

https://i0.wp.com/i.kinja-img.com/gawker-media/image/upload/s--5oA1EVdb--/c_fit,fl_progressive,q_80,w_636/1304901846570398606.pngFue el segundo round llegado desde Asia, tan solo unos días más tarde que su predecesor, el Belly Button Challenge. En esta ocasión, la supuesta clave para medir la delgadez la sustenta una hilera de monedas colocadas en el hueco clavicular. Cuantas más monedas pueda albergar el improvisado bolsillo, más delgados estamos según este perjudicial principio. La campaña de StyleHasNoSize  reza “Prefiero tener una moneda en mi mano, que 8 en mi clavícula” Al final, parece que lo único que busca el reto es una imagen huesuda, pero ¿acaso no hay personas con una estructura ósea más prominente que otras? Si pensamos en la marca mandibular de los hombres, por ejemplo, algunos delgados no la tienen especialmente marcada. ¿Qué nos indica la marca de la clavícula? Absolutamente nada.

Thigh Gap

https://i2.wp.com/www.myproana.com/uploads/gallery/album_7235/gallery_81193_7235_89325.pngFue la obsesión corporal del verano pasado. Su teoría se basa en una delgadez tal que los muslos no se rocen entre sí creando un hueco entre las piernas. La existencia o no de ese hueco se relaciona sola y exclusivamente con la complexión y con el tono de nuestros aductores y, como ya demostramos, tenerlo tampoco significa tener una delgadez enfermiza.

Bikini bridge

https://i1.wp.com/img.informador.com.mx/biblioteca/imagen/370x277/1004/1003016.jpgEl puente del bikini fuee otro de los retos nada saludables que se viralizaron en la red durante el verano de 2014. Consiste en que, apoyada sobre los huesos de la pelvis, la goma del bikini no toque la piel; síntoma –según los precursores- de ideal de delgadez. El reto se desmonta desde el momento en que eso solo es posible estando tumbada boca arriba –para empezar- y, cuando ni siquiera cuerpos como los de los ángeles de Victoria’s Secret parecen responder a esta regla. Además, ¿quién querría lucir escote en esa zona?

* * *

No caigáis en estas modas. Como podéis ver, no son formas fiables de que estemos o no delgados/as, ya que muchos de estos aspectos depende de la complexión de nuestro cuerpo. Además, no nos querrán más por poder aguantar veinte monedas en nuestra clavícula. ¡Disfrutemos del verano con cabeza!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s