Depresión en la infancia y adolescencia

Explaining-Depression

La principal secuela de cualquier víctima de bullying es la depresión. Dentro de la personalidad de cada uno y la gravedad de la situación, esta actuará de una manera u otra. En esta entrada os hablaré sobre la depresión en genera y cómo afecta en la adolescencia.

La depresión por definición es síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos. Muchas personas tienden a pensar que la depresión es un estado de tristeza que el que la padece puede cambiar cuando quiera, o que ellos mismos pueden hacer que cambie con reprimendas o simplemente diciendo “no estés así”. No es sentirse triste o melancólico de vez en cuando, pues este tipo de sentimientos suele disminuir con el paso del tiempo. Otros muchos también, probablemente por lo mencionado anteriormente, cree que cada vez que pasa por un pequeño periodo de bajón anímico están deprimidos. La depresión es una enfermedad mental grave y necesita tratamiento, pues el que la padece no puede salir por su propio pie.

¿Qué diferencias hay entre una depresión y un bajón anímico?

Se considera que alguien tiene depresión cuando el estado de apatía y decaimiento se prolonga más de tres o cuatro semanas, o pasan meses y/o años y el estado sigue igual o empeora.

"La depresión es una enfermedad, no una elección".

“La depresión es una enfermedad, no una elección”.

¿Qué causa la depresión a edades tan tempranas?

Su genética, su entorno, el estado de salud general, algunos acontecimientos dramáticos, como la muerte de un ser querido, separación de sus padres, casos de acoso…; y ciertos patrones de pensamiento. En el caso de los adolescentes, se cree que además, que en la aparición de las depresiones tienen algún papel las alteraciones hormonales propias de esta edad, el estrés que provoca el proceso de maduración y los conflictos que ocasiona en algunos chicos la formación de la propia identidad unida a la adquisición de la independencia.

Síntomas de la depresión

Para diagnosticar una depresión, el que la padece debe presentar al menos cinco de los siguientes síntomas durante más de dos semanas:

  • sentimiento de estar desanimado o triste sin ninguna razón
  • falta de energía, sensación de ser incapaz de hacer la tarea más simple
  • incapacidad para disfrutar de las cosas que antes producían placer
  • falta de deseo de estar con amigos o familiares
  • sentimientos de irritabilidad, ira o ansiedad (la irritabilidad es especialmente común en los niños y adolescentes)
  • incapacidad para concentrarse
  • aumento o pérdida de peso notables (o una ganancia de peso inferior a la esperada), o un interés escaso o excesivo por la comida
  • un cambio significativo en los hábitos de sueño, como dificultades para dormir o para despertarse
  • sentimientos de culpa o de inutilidad
  • dolores a pesar de no existir problemas físicos
  • falta de interés sobre lo que ocurrirá en el futuro
  • pensamientos frecuentes sobre muerte o suicidio

¿Qué hacer?

Si estás sufriendo depresión, debes buscar ayuda psicológica. Una terapia adecuada puede curarte y hacer que veas la vida de una manera menos negativa.

Si eres padre, madre, tutor o familiar de alguien que padece depresión, pide cita con un psicólogo lo antes posible. depresionHabla con la persona que lo padece y dile que necesita ayuda para salir de su situación. Muestra cariño y comprensión, no le regañes por cómo se siente o cómo actúa por culpa de la depresión porque es algo que se escapa de su alcance y es probable que él ya se sienta culpable. Sobre todo si son niños o adolescentes, repiteles mucho que estás ahí para apoyarles, pues muchos de ellos piensan que no se merecen el cariño que les das. Los niños están deprimidos pueden ver el mundo de manera muy negativa, porque sus experiencias están teñidas por la depresión. Pueden actuar como si no deseasen ayuda o como si no supieran lo que están experimentando realmente. No posponga el tratamiento de su hijo. La detección y el diagnóstico precoz son muy importates para evitar que la cosa vaya a peor.

Tratamiento

La depresión puede tratarse con éxito en más del 80% de las personas que se deprimen. Pero si la depresión no se trata, podría conducir a la muerte, pues es el factor de riesgo principal del comportamiento suicida.

KidsHealth.org propone otras formas de ayudar cuando ya se haya comenzado el tratamiento:depression-2

  • Asegúrese de que su hijo toma las medicinas que le receten y anímelo a comer de manera sana, pues esto también puede mejorar su estado de ánimo y su aspecto.
  • Procure que su hijo se mantenga activo. Se ha demostrado que la actividad física ayuda a aliviar los síntomas de depresión. Incorpore el ejercicio físico, como paseos en bici o caminando, a las actividades habituales de la familia.
  • Recuerde a su hijo que usted está ahí, que lo quiere y lo valora y que le interesa oír lo que tenga que decir, aunque esto pueda ser desagradable. Aunque a su hijo puede costarle creer estas cosas, es importante que se las diga.
  • Acepte la situación y nunca le diga a su hijo que “se anime”. Recuerde que lo que está provocando la incapacidad de su hijo de levantarse de la cama, de hacer sus tareas o estudiar no es la pereza. Lo que le ocurre simplemente es que no tiene el deseo ni la energía para hacer esas cosas. Sin embargo, usted puede aún elogiar y recompensar a su hijo por los esfuerzos que haga.
  • Esté atento a las señales de alarma, y asegúrese de que sigue el tratamiento prescrito, ya sea medicación, terapia o ambos. Llame al médico si observa señales de que su hijo podría hacerse daño a sí mismo. Si su hijo habla de suicidarse con usted o con otra persona, se autolesiona, o si muestra signos de alarma, como regalar sus pertenencias o preocuparse por la muerte, llame inmediatamente a su médico o a un profesional de salud mental.

La depresión puede ser aterradora y frustrante para su hijo, usted y el resto de la familia. Sin embargo, con el tratamiento adecuado y su ayuda, su hijo podrá empezar a sentirse mejor y disfrutar de sus años de adolescencia y de la edad adulta.

Te invito también a visitar una antigua entrada con algunos trucos sobre qué decir y qué no decir a personas que sufren depresión. Click aquí.

______________________________________________________
Contacta: risefromtheground@hotmail.es
facebook.com/risefromtheground | twitter.com/risefromground | ask.fm/risefromground
O con nuestra asociación contra el acoso escolar: acanae.org

Anuncios

2 pensamientos en “Depresión en la infancia y adolescencia

  1. Pingback: STOPBullying: Consecuencias del bullying para la víctima | De Aquí al Pans | LGTB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s