Papás y mamás… Cosas que debéis conocer con la vuelta al cole

Esta semana es, para muchos, la primera de una nueva etapa. Empieza un nuevo curso escolar para miles de niños y adolescentes en toda España, con sus consecuentes ilusiones, nervios y ganas, aunque muchos de ellos pueden sentir que esta vuelta a la rutina solo significa una cosa: volver al lugar en el que todos se meten con él.

Me gustaría que entre los preparativos para este nuevo año escolar, padres, madres y tutores legales tomaran un momento entre compras de libros y material escolar para hablar con sus hijos, tengan la edad que tengan, sobre lo qué deben hacer si este año empezaran a sufrir acoso escolar o si ya son víctimas. Y para ello, debemos informarnos bien…

¿Bully-qué?

El acoso escolar, también conocido como bullying, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la que el agresor sume a la víctima, a menudo con el silencio, la indiferencia o la complicidad de otros compañeros. El sujeto maltratado queda, así, expuesto física y emocionalmente ante el acosador, generándose como consecuencia una serie de secuelas psicológicas (depresión, ansiedad, trastornos de personalidad, fobia social…).

Que nuestro hijo/a esté sufriendo acoso escolar, tenga la edad que tenga, no es motivo de vergüenza. No significa que sea débil, que no sepa defenderse, que no le hayamos educado bien. Tampoco significa que, por el contrario, sea culpa vuestra. El acoso escolar le puede ocurrir a cualquier niño, sin importar el género, edad, clase social, educación, lugar de procedencia o personalidad. El afectado ya sentirá suficiente bochorno por lo que le está ocurriendo, pues muchas veces no entiende qué le está sucediendo y piensa que él es el culpable, por lo que necesita el apoyo de sus familiares y amigos. Para ello, es importante estar muy atentos al comportamiento de los niños y jóvenes, cómo hablan del colegio/instituto, cómo hablan de sus amigos y compañeros, las señales principales de su estado de salud… Las víctima de acoso escolar presentan cambios en su conducta, como el rechazo a asistir a clase, perdida de interés, dificultad de concentración y, como consecuencia, una bajada del rendimiento académico. Se encuentran solos, su grupo de amigos es pequeño, son bastante reservados. Debido al estrés y la angustia que están sufriendo, pueden llegar a somatizar todo eso en dolores de estómago o de cabeza. Conoce las característica de agresores y víctimas con mucho más detalle haciendo click aquí.

¿Qué pasa a corto y largo tiempo en la vida de una víctima de bullying? A corto plazo, perderán el interés en sus actividades favoritas, su autoestima descenderá aún más de lo que ya lo estaba, su rendimiento académico se vera notablemente afectado en la mayoría de los casos como consecuencia de una disminución en el grado de concentración, verá la vida de forma más negativa, le costará mucho utilizar habilidades sociales, sentirá miedo al rechazo y a no gustarle a los demás. En casos extremos, podría llegar a materializarse el suicidio.

A largo plazo, serán más propensas a presentarse con trastornos psíquicos tales como la depresión, la fobia social o el trastorno de personalidad antisocial. Seguirán mostrando una baja autoestima además de problemas emocionales, ansiedad, problemas para establecer y mantener relaciones personales de amistad y pareja, conductas autodestructivas e incluso pensamientos suicidas.

Debemos tener en cuenta también que, a día de hoy y con la importancia que están cobrando las redes sociales y el mundo de Internet, el bullying no termina cuando acaban las clases, sino que sigue en forma de cyberbullying. Infórmate aquí.

Lo mejor es no darle importancia… Ya pasará. Son cosas de niños.

Gran error.

Cuando se ve una escena de bullying, si un adulto interviene, el que estaba haciendo mal siempre suele decir: “solo estábamos jugando, profe”, y esa frase es suficiente para que esa persona se de la vuelta y se aleje. Puede que sí, que solo haya sido un juego pero… ¿alguien le ha preguntado al otro niño si se está divirtiendo? En un juego de niños, todos los implicados tienen que estar divirtiéndose y disfrutando del juego, no unos a costa de otros. Si uno de ellos utiliza a otro para que sus demás compañeros se diviertan, ya no es un juego, es humillar a una persona para hacer reír a los demás.

Lo mismo ocurre cuando muchos piensan que el bullying es algo por lo que todo niño tiene que pasar, que es una transición, algo que viene con el crecimiento; y no es cierto. Lo que viene con el crecimiento es la madurez de pensamiento, el tener que empezar a caminar por uno mismo y a defender lo que cree que es correcto. En ocasiones, habrá discusiones o conflictos normales con los demás, más o menos fuertes, pero existe un clara diferencia entre una discusión y el acoso escolar. En una discusión, ambos tienen el mismo poder, sucede ocasionalmente y no suele ser buscado. En el acoso escolar, ocurre todo lo contrario: uno de ellos es el que tiene el poder sobre la otra persona, es repetitivo y se suele buscar el hacer sentir mal a la otra persona. En un conflicto normal, la reacción emocional de ambos suele ser muy parecida, pues ambos estarán afectados; pero en el bullying, el agresor está tranquilo y no le importa lo mal que se sienta la víctima. No se busca llamar la atención en una discusión, y se tienen remordimientos además de que se busca una solución al conflicto; en cambio, en el bullying, se intenta llamar la atención de cuanta más gente mejor y demostrar su poder, no tienen remordimientos y no les interesa llegar a un acuerdo con la víctima para solucionar la situación. Aquí os dejo un esquema más resumido sobre lo que acabo de explicar que considero que es bastante importante:

acoso tabla

Y, como este, hay miles de falsos mitos sobre el acoso escolar que debéis conocer para no cometer el error de dejarlos pasar. Click aquí para verlos.

Vale, he identificado las señales, ahora… ¿qué hago?

Como explico en la sección “¿Qué hacer sí…?”, lo más importante es crear un vínculo de confianza, hacerle ver al niño/a que puede confiar en sus padres y contarles lo que quiera, dejar que se desahogue. Muchos niños/as no dirán nada si no se lo preguntan directamente, pues temen ser juzgados y además sienten vergüenza de ser víctima de las bromas pesadas de sus compañeros. Necesita saber que tiene confianza, apoyo, cariño y ayuda para enfrentarse a la situación.

Lo primero que se debe hacer es investigar que está ocurriendo, según lo que el niño/a cuente y ponerse en contacto con el tutor/a, la dirección del colegio o con el jefe de estudios para advertirles de lo que ocurre y que juntos podáis resolver el problema. El colegio debe ayudar a resolver el caso de acoso, pero en caso de que no suceda y el acoso continuara o se intensificara, plantear el cambio de colegio. Dependiendo del grado de ansiedad y miedo que tenga el niño/a, pide ayuda a un psicólogo. Nunca hay que mostrar toda la preocupación, demuestra determinación y positivismo.

Hay que tener en cuenta algunas cosas que NO se pueden hacer:

  • Ir a hablar con los padres del acosador a casa o por telefono. No serviría de nada: ellos defenderán a su hijo y solo empeoraría las cosas.
  • Ir a protestar agresivamente al colegio.
  • Decirle al niño que se defienda y les plante cara.

Existen planes de prevención y actuación en caso de acoso escolar pero muchos colegios de España NO los aplican y esconden los casos de bullying que se dan. Podéis hacer que esto cambie, ¡pedid que se aplique este plan para que el colegio sea un lugar más seguro para vuestros hijos y para los demás niños! Erradicar el bullying está en mano de todos.

Si necesitáis ayuda, consejo o desahogar vuestras preocupaciones con alguien, aquí me tienes. Aún no soy una profesional, pero cuento con mi experiencia y mis ganas de ayudarte lo mejor que sé. Además, cuentas también con el apoyo de nuestra asociación contra el acoso escolar ACANAE. Si necesitas hablar, puedes enviarme un e-mail a risefromtheground@hotmail.es o contactar conmigo via Twitter o Facebook.

Anuncios

Un pensamiento en “Papás y mamás… Cosas que debéis conocer con la vuelta al cole

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s