Entrevista a Andrea Tomé, autora de ‘Corazón de Mariposa’

ab

© Andrea Tomé

Hoy os traigo una entrevista de la que estoy muy orgullosa (¡¿quién me iba a decir a mi que iba a poder entrevistar a alguien como la maravillosa Andrea Tomé?!). Andrea es una joven escritora española de 19 años que ha publicado recientemente su primera novela con una editorial importante bajo el título ‘Corazón de Mariposa’, ganadora de la segunda edición del Premio Literario “La Caixa”/Plataforma. Este libro trata un tema tan complicado como es la anorexia y las autolesiones, y aunque no está enfocado como secuela de bullying, sí que muchas personas que actualmente sufren un trastorno alimenticio o se autolesionan han sufrido también acoso escolar.

Un libro que he tenido el placer de leer y que recomiendo a todo aquel que esté pasando o haya pasado por un trastorno similiar, o quiera ponerse en la piel de un chica con anorexia durante un rato. Espero que disfrutéis la entrevista, y gracias una vez más a Andrea por esta oportunidad.

RFTG: ¡Hola Andrea! Una vez más, gracias por darme la increíble oportunidad de entrevistarte para mi blog. Como ya te he dicho, tu libro me encantó. Es asombroso todo lo que has plasmado en esas casi 300 páginas a través de Victoria, sus sentimientos, emociones y pensamientos más oscuros sobre un tema tan complejo como es la anorexia; pero estoy segura de que también ha sido muy duro y un gran paso en tu vida el tener que hablar públicamente sobre algo que ha formado parte de ti durante tanto tiempo. ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas para ti de escribir y publicar este libro?

Andrea: ¡Hola! De nuevo, gracias a ti por dejarme colaborar en este proyecto. Es absolutamente maravilloso y me encanta ser parte de él 🙂

A nivel profesional, las ventajas de publicar esta novela son todas las que te puedas imaginar. No solo ha dado un gran impulso a mi carrera, sino que además ha permitido que conozca a personas maravillosas y me ha abierto puertas a nuevos proyectos. Es un gran salto adelante hacia mis sueños.

La única desventaja que se me podría ocurrir es un poco más a nivel personal. He publicado un libro que tiene mucho que ver con mis propias experiencias, y eso siempre te expone de cara al público. Mucha gente cree conocerte a través de lo que expresas en un libro o de lo que cuentas en una entrevista y es fácil sentirse juzgado. Aunque no me quejo. Esta pequeña desventaja no es nada comparada con las cosas tan fabulosas que me han ocurrido desde que gané el premio de La Caixa y Plataforma.

RFTG: Aunque has dicho que esta novela no es autobiográfica, ¿es Victoria, en algún aspecto, un reflejo de ti misma?

Andrea: Cuando comencé a escribir Corazón de mariposa quise que Victoria fuese completamente distinta a mí, y ese fue precisamente uno de los puntos más divertidos e interesantes del proceso de escritura. Si yo hubiese sido la protagonista de este libro, la mayoría de mis decisiones habrían sido contrarias a las de Victoria. Pero si hay algo que tenemos en común son los aspectos clínicos de la enfermedad. Al igual que ella, yo he sufrido trastornos alimentarios desde la adolescencia y, como ella, he sufrido recaídas. Sus pensamientos hacia la comida, sus temores, sus obsesiones… son un poco míos también.

RFTG: ¿Hay algún personaje que esté inspirado en alguien de tu vida real?

Andrea: Hay un poco de un chico con el que salí en Kenji, pero decir que está basado en él sería una exageración. Como escritor no puedes evitar inspirarte en las personas con las que tratas, aunque lo verdaderamente interesante es idear un personaje nuevo, indagar en su personalidad, ver cómo evoluciona…

RFTG: Desde el punto de vista técnico, la anorexia es un trastorno de la conducta alimentaria en el que el enfermo rechaza la comida por miedo a engordar. Se clasifica como una de las enfermedades mentales más graves en la actualidad, aunque muchas personas piensan que viene de mano de pensamientos caprichosos y no se dan cuenta de la gravedad de este trastorno. ¿Cómo definirías tú (como víctima) la anorexia?

63127_463150493721591_969609883_n

© Andrea Tomé

Andrea: Es un todo que te envuelve, como una araña que se te mete en el cerebro y no te deja avanzar. Toda tu vida, tus sentimientos, tus ideas… todo gira en torno a la comida. Sueñas con ella porque te mueres de hambre y te despiertas en mitad de la noche temiendo haber engordado. Cada movimiento que haces es con el objetivo de quemar calorías y jamás te llevarás nada a la boca sin saber su importe calórico. Es disciplina, reglas, normas… no hay ningún aspecto de tu vida que no sea absorbido por la anorexia cuando la sufres.

RFTG: Durante tu época de estudiante en el instituto o en el colegio, ¿tuviste algún problema con niños/as que se metieran con tu físico? ¿Llegaste a sufrir bullying por este (u otro) motivo?

Andrea: Por fortuna, nunca sufrí bullying, aunque he tenido amigas que sí y sé que no es divertido. Es increíble lo que pueden hacer un grupo de adolescentes solo para parecer más fuertes o para adquirir seguridad en sí mismos. Increíble y un poco triste también, ya que los acosadores no dejan de ser víctimas de ellos mismos. Yo nunca podría haber sido definida como tal, aunque sí que tuve una época, en el primer año de universidad, en la que juzgaba mucho a las personas por su aspecto físico. Eso me daba una falsa sensación de seguridad de la que no me siento nada orgullosa. Era muy estúpida, pero necesitaba resaltar los defectos de los demás para ocultar los míos propios.

RFTG: ¿Cuándo comenzaste a sentir que necesitabas bajar de peso? ¿Recuerdas qué te llevó a dejar de comer?

Andrea: Empecé a adelgazar en el primer año de bachillerato, y no fue evidente hasta ese verano. Bajé casi diez kilos en poco más de dos meses, pero yo era incapaz de verlo. Estaba convencida de que me había estirado la ropa porque yo me veía tan gorda como siempre. El siguiente curso seguí adelgazando rápidamente y todos los que me conocían se dieron cuenta de que algo iba mal, pero yo no quise verlo hasta casi medio año después.

No hay una razón tangible por la cual dejé de comer. Simplemente lo hice. Estaba viviendo una época de muchos cambios y tenía demasiadas cosas en la cabeza. Había algo en mí que detestaba, aunque no era capaz de determinar el qué. Sin embargo, lo detestaba tanto que opté por cambiar mi físico y pronto me di cuenta de lo bien que me sentía con el estómago vacío. Se convirtió en una obsesión. Si mantenía mis pensamientos ocupados en el hambre que tenía y en lo mucho que deseaba ser delgada, nada más podría dañarme.

RFTG: La mayoría de las víctimas de anorexia lleva su enfermedad en secreto durante muchos años, muchas veces porque no creen que estén sufriendo este trastorno… ¿fuiste consciente desde el principio de qué te estaba ocurriendo? ¿Alguien de tu familia o amigos llegó a darse cuenta?

pulseras

Pulseras que identifican a las enfermas de anorexia © Andrea Tomé

Andrea: Pasó más de un año hasta que comprendí que tenía un trastorno alimenticio. Es curioso: vomitaba, hacía ejercicio compulsivamente, escondía comida para que mi familia pensaba que comía, me saltaba la cena y el desayuno… y sin embargo estaba convencida de que lo que hacía era normal. Mi mejor amigo se dio cuenta de que estaba enferma mucho antes que yo e intentó hablar conmigo. Mi madre, que también comprendió que algo no iba bien conmigo, concertó una cita con mi médico de cabecera, pero yo lo negué todo. ¿Cómo iba a tener anorexia si estaba tan gorda? ¿Qué más daba que mi Índice de Masa Corporal estuviese por debajo de lo saludable si mis caderas eran tan anchas y mis muslos tan gruesos?

RFTG: ¿Cuál crees que fue el punto más bajo al que llegaste? ¿Cuándo sentiste que habías tocado fondo?

DSC03022

Cuerpo de Andrea en uno de sus peores momentos © Andrea Tomé

Andrea: Solo una vez me dejé pensar que estaba hecha polvo y fue durante las navidades de mi primer año en la universidad. Pesaba 38 kilos y había ido a comprar un vestido para fin de año. La tienda estaba abarrotada y en el probador hacía un calor horrible, así que empecé a marearme. Me senté en un taburete mientras la cabeza me daba vueltas y se me ocurrió mirarme al espejo. Casi nunca lo hacía cuando estaba desnuda. Me vi la piel amarillenta y las ojeras, y vi cómo la carne de mi muslo, donde apoyaba el codo, se hundía como si fuese queso. Tenía el vientre cóncavo y podía contar mis costillas y mis vértebras a simple vista.

Sabía que estaba demasiado delgada y no dejaba de marearme. Hacía dos días que no me llevaba nada a la boca y mi estómago ya no aguantaba la comida. Sabía que tendría que volver a comer pronto, pero la idea me aterrorizaba. Me pregunté cuánto tiempo podría continuar así. No más de un año, pero entonces habría preferido cualquier cosa antes que ganar un solo gramo de peso.

RFTG: ¿Cuándo sentiste que necesitabas ayuda para superar este problema? ¿Llegaste a pedirla o fue una intervención por parte de alguien?

Andrea: Hacía casi dos años que tenía anorexia y todos en mi familia sabían ya que estaba enferma, así que decidí ir a terapia. Pasaron meses hasta que me dejé ayudar, ya que mi único objetivo era seguir fingiendo que estaba bien. Me pesaban semanalmente y tenía una dieta que seguir, pero nada más cambió. Seguí ayunando y haciendo ejercicio y cuando llegaba el día del pesaje bebía cantidades ingentes de agua y me escondía monedas en la ropa para que la báscula marcase un peso más alto y poder eludir así la hospitalización.

RFTG: ¿Cómo recuerdas tu tratamiento? ¿Fuiste optimista con respecto a él?

Andrea: Actualmente sigo yendo a tratamiento, aunque no tan asiduamente como antes. Cada mes o cada dos meses tengo cita con el psicólogo y ahora solo me pesan si algo va realmente mal. No soy demasiado optimista respecto al tratamiento. Es un gran apoyo, pero pude engañarlo cuando peor estaba y eso me da miedo. Sé que es posible que recaiga y vuelva atrás.

556423_4133501550191_1398443374_n

© Andrea Tomé

RFTG: ¿Qué o quién te dio fuerzas para seguir con el tratamiento? ¿Hay alguna canción, película o libro que te haya ayudado?

Andrea: Mi familia y mis amigos han sido esenciales. Sé que sin ellos no estaría donde estoy ahora, en mi peso y esencialmente optimista.

Que yo recuerde, dos libros me dieron fuerzas en su momento para seguir luchando y son Autobiography of a face de Lucy Grealy y Sin destino de Imre Kértesz. En cuanto a la música, le debo todo a George Harrison. Siempre lo escucho cuando estoy triste. Y, si quiero reírme, la película Arsénico por compasión. Se la recomendaría a todo el mundo. Te hace sonreír tontamente por muy solo que te encuentres.

RFTG: La sociedad y los medios de comunicación ejercen una gran presión en los jóvenes para que estén delgados, ¿sentiste de algún modo este tipo de presión?

Andrea: No la sentí a la hora de enfermar pero sí en mi recuperación. Se suponía que yo debía subir de peso pero en la televisión y en las películas, en las revistas y en los anuncios se presenta a las mujeres como unas criaturas delgadísimas, constantemente a dieta. Llegué a pensar que era un monstruo por estar engordando cuando el resto de chicas parecían tener esta obsesión por mantenerse delgadas. Me convencí de que nadie sería capaz de valorarme, en ningún sentido, si no volvía a mis cuarenta kilos.

RFTG: Actualmente ¿tu situación ha mejorado? ¿Qué diferencias notas entre la Andrea de antes y la de ahora?

conc

© Andrea Tomé

Andrea: Todavía no he llegado a controlar por completo los trastornos alimenticios, pero he mejorado muchísimo. Hace casi un año que me mantengo en un peso saludable y puedo comer un dulce sin provocarme el vómito o autolesionarme. No lo negaré: sigo contando calorías, pensando que estaba más guapa entonces y odiándome cuando me miro en el espejo, pero he avanzado muchísimo de cara a la recuperación. Soy capaz de cocinar un plato que me gusta y terminarlo si tengo hambre y puedo hacer ejercicio simplemente porque me encanta y no para quemar grasas.

Me he vuelto un poco menos egoísta y he comprendido muchas cosas de mí misma. Sé que no me gusto ahora pero que tampoco me gustaría si volviese a pesar treinta y ocho kilos. Desde mi punto de vista, siempre estaré demasiado gorda, siempre habrá algo que mejorar en mi cuerpo. Pero ahora las personas que quiero son felices porque estoy sana. Valorar eso, y dejar que su felicidad me contagie, es lo más valioso que he aprendido en la vida.

RFTG: Existen muchas famosas que han hablado públicamente de su experiencia con esta enfermedad, como Demi Lovato – víctima de bullying por su físico –, Jessica Alba – también víctima de la presión de sus compañeros de instituto –, Mary-Kate Olsen o Anahí Puente… ¿hay alguna historia de algún/a famoso/a (o no) que te haya inspirado y marcado especialmente?

Andrea: Demi y Anahí me han dado mucha fuerza. Las considero muy, muy valientes. No tienen miedo de aceptar sus caídas ni de luchar por levantarse una y otra vez. Son grandes.

Una persona que también me ha inspirado muchísimo es la exgimnasta Tania Lamarca. Ganó la medalla de oro de gimnasia rítmica en Atlanta en 1996. Al año siguiente, sin embargo, la echaron del equipo olímpico porque estaba demasiado gorda… ¡Pesando 43 kilos! Fue un golpe duro, pero ella decidió continuar con sus estudios y se sacó el bachillerato. Ahora es entrenadora y ha escrito un libro, Lágrimas por una medalla, sobre su amor por la rítmica.

© Andrea Tomé

RFTG: Para terminar, conociendo el lado más oscuro de los trastornos alimenticios, ¿qué consejo darías a una persona que esté pasando por lo mismo que tú has pasado?

Andrea: Desgraciadamente, esta es la única pregunta a la que no tengo respuesta. Ahora mismo sería muy hipócrita si tratase de dar algún consejo, ya que psicológicamente aún estoy bastante mal y no podría creerme lo que digo. Solo puedo desear muchísima fuerza y muchísimo coraje a las personas que sufren un trastorno alimentario. Y también optimismo, porque es muy difícil pero se puede controlar.

Compra ‘Corazón de Mariposa’ en Amazon | Casa del Libro | Agapea | El Corte Inglés

Sigue a Andrea Tomé en Twitter @andreatome_

Anuncios

Un pensamiento en “Entrevista a Andrea Tomé, autora de ‘Corazón de Mariposa’

  1. Pingback: ¡Primer cumpleaños de Rise From The Ground! | Rise From The Ground | Stop Bullying

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s