Cyberbullying, la cara B de las nuevas tecnologías

I do not own this picture
© Google Images & creators

En un mundo en el que la tecnología ha cobrado una importancia bastante soprendente, no es de extrañar ver a niños de 11 años con telefonos moviles de última generación, ordenadores portátiles, y demás aparatos electrónicos. La gran mayoría de la población de cualquier edad, hoy en día, se puede conectar fácilmente a Internet y consultar, compartir y descargar información. Los niños en el colegio intercambian sus direcciones de correro electrónico y sus números de telefono para permanecer en contacto unos con otros. En principio, es una gran herramienta y nos ha facilitado la vida muchísimo, pero si la utilizamos mal puede volverse en nuestra contra.

Actualmente, los niños, cada vez a una edad más temprana, hacen uso de esa herramienta tan novedosa y atractiva para ellos. Se registran en redes sociales, estan constantemente pendientes de lo que sus amigos le escriben y todo eso cobra bastante importancia para ellos, lo que puede hacer que no obren de manera prudente o que ignoren el peligro que puede haber tras la pantalla. Esta forma de permanecer en contacto hace que los casos de bullying no terminen cuando las clases acaban y la víctima se vaya a casa. Cuando llega y enciende el ordenador, puede encontrarse con múltiples comentarios en su red social habitual con burlas y humillaciones también. Palabras crueles que alguno de sus compañeros le habrá dejado para rematar la faena. Esto se llama cyberbullying o ciberacoso.

I do not own this picture
© Google Images & creators

El cyberbullying se lleva a cabo principalmente por mensajería instantanea (chats, whatsapp, skype, foros…) o por redes sociales (facebook, twitter, tuenti…). La principal diferencia entre el ciberacoso y el acoso tradicional en los centros es que cualquiera puede convertise en un acosador en la red. El acosador no tiene porqué ser una persona que conozcamos fisicamente. Existen acosadores anónimos en Internet que se hacen pasar por niños para conseguir entrar al perfil de su víctima. Este tipo de acoso recurre al chantaje y a la humillación que hace sufrir a la víctima por la rapidez con la que el acosador puede expandir su información personal y sus fotografías a su lista de contactos. El ciberacoso puede durar 24h al día, los 7 días de la semana. La víctima no tendrá descanso, pues el acosador será el que decida cómo y cuándo atacar.

Es un caso más complicado que el acoso escolar pues, a veces, es muy dificil localizar al acosador en cuestión. La víctima se encuentra más desprotegida y a los testigos les afecta menos.

El cyberbullying suele recurrir a:

  • Envío de mensajes con un lenguaje amenazante, vulgar o agresivo.
  • Envío repetido y frecuente de mensajes desagradables.
  • Denigrar a alguien online, publicando mensajes con comentarios negativos o humillantes, fotos, vídeos, rumores o cotilleos que dañen la reputación o humillen a la víctima.
  • Hacerse pasar por otra persona y publicar en Internet información que pueda crear problemas a la persona por la que se hace pasar. Por ejemplo, si alguien se hace pasar por ti y envía mensajes insultantes a tus amigos.
  • Acoso repetido destinado a producir miedo, como amenazas de algún tipo de daño o de muerte. (fuente)

I do not own this picture
© Google Images & creators

Este tipo de acoso tiene prácticamente las mismas consecuencias que el acoso tradicional: insomnio, ansiedad, depresión, bajo rendimiento… En ocaciones más graves incluso el suicidio.

I do not own this picture
© Google Images & creators

¿Qué debo hacer? Denunciar. Si detectas que te puede estar ocurriendo, pide ayuda a un adulto de confianza. Bloquea a tu acosador en todas las redes sociales en las que lo tengas agregado y pon tu perfil privado.

Aprovecho para recordaros que debemos tener cuidado con la información personal que colocamos en nuestros perfiles. Recuerda que una vez pones una foto tuya en Internet, es muy dificil eliminarla por completo. Ya está ahi y puede ser utilizada por cualquier persona que la vea, conocida o no. El exceso de información en los perfiles de las redes sociales también hace que la víctima esté más expuesta, pues el acosador conoce su dirección, edad, lugar en el que estudia y tiene acceso a su lista de contactos. Pon la información que sea estrictamente necesaria, no hagas que le sea fácil localizarte a cualquier desconocido. No pongas nada en Internet que no quieras que se sepa o que pueda ser utilizado en tu contra. Utiliza apodos o pseudónimos, y nunca des tu dirección ni contraseñas a nadie. Haz que tu página sea más segura poniendo tu perfil privado para que solo tú decidas las personas con las que quieres mantener el contacto, y no aceptes a desconocidos. Son formas de prevenir el cyberbullying, un tipo de acoso que cada día crece más.

——————————————————————————————————————–

En el apartado ‘Películas‘ podéis encontrar una que habla de este tipo de acoso. Lleva por titulo ‘Cyberbully’ y está protagonizada por Emily Osment. Apta para todos los públicos.

© ABC Family

Anuncios

2 pensamientos en “Cyberbullying, la cara B de las nuevas tecnologías

  1. Pingback: Disney Channel y Protégeles lanzan spot para concienciar sobre el uso de Internet | Rise From The Ground | Stop Bullying

  2. Pingback: STOP Bullying: Tipos de acoso más comunes | De aquí al Pans

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s